Seleccionar página

INFORME DE AUDITORÍA 2019

INFORME DE AUDITORÍA EMITIDO POR UN AUDITOR INDEPENDIENTE

Al Consejo Diocesano de Asuntos Económicos de la Diócesis de Bilbao:

Opinión con salvedades

Hemos auditado los estados financieros adjuntos de Iglesia Católica – Diócesis de Bilbao (en adelante Obispado de Bilbao), que comprenden el estado de activos y pasivos al 31 de diciembre de 2019, el estado de ingresos y gastos, y las notas explicativas, correspondientes al ejercicio anual terminado en dicha fecha.

En nuestra opinión, excepto por los posibles efectos de los hechos descritos en la sección «Fundamento de la opinión con salvedades» de nuestro informe, los estados financieros a 31 de diciembre de 2019 adjuntos han sido preparados, de acuerdo con el marco normativo de información financiera aplicable a la entidad que se identifica en la Nota 2.a de las notas explicativas adjuntas,

Fundamento de la opinión con salvedades

El epígrafe «Inversiones financieras a largo plazo – Instrumentos de patrimonio» del estado de activos y pasivos al 31 de diciembre de 2019 del Obispado de Bilbao incluye 11.387 miles de euros de activos financieros disponibles para la venta (Nota 9). El registro inicial de dichos activos fue realizado por el Obispado de Bilbao el 31 de diciembre de 2012 al valor de cotización de los activos a dicha fecha al no disponer de información sobre la fecha de adquisición y, por tanto, su valoración inicial, Desde el 31 de diciembre de 2012 el Obispado de Bilbao ha contabilizado estos activos según las Normas de Valoración indicadas en la Nota 4.f de las notas adjuntas, esto es, registrando su variación de valor con cargo/abono al epígrafe «Ajustes por cambio de valor» del patrimonio neto y en caso de deterioro con cargo al epígrafe «Variación del valor razonable de instrumentos financieros» del estado de ingresos y gastos (resultados). No obstante, al no disponer de información respecto a la fecha inicial de adquisición, no nos ha sido posible verificar las variaciones que habría habido que registrar, en su caso, con cargo al epígrafe «Subvenciones, donaciones y legados recibidos» o bien, con cargo/abono al epígrafe «Ajustes por cambio de valor» del patrimonio neto, con anterioridad al 31 de diciembre de 2012 de acuerdo con normas de contabil idad contempladas en el Plan Contable para Entidades Diocesanas de la Iglesia.

Hemos llevado a cabo nuestra auditoría de conformidad con las Normas Internacionales de Auditoría (NIA). Nuestras responsabilidades de acuerdo con dichas normas se describen más adelante en la sección Responsabilidades del auditor en relación con la auditoría de los estados financieros de nuestro informe.

Somos independientes de la Entidad de conformidad con los requerimientos de ética aplicables a nuestra auditoría de las cuentas, que figuran recogidos en el Código de Ética emitido por la International Ethics Standards Board Federation of Accountants (ESBA), y hemos cumplido las demás responsabilidades de ética de conformidad con esos requerimientos.

Consideramos que la evidencia de auditoría que hemos obtenido proporciona una base suficiente y adecuada para nuestra opinión con salvedades.

Párrafos de énfasis

Llamamos la atención sobre la Nota 23 de las notas a los estados financieros adjuntos, que describe una incertidumbre relacionada con el resultado y los efectos que la situación de la crisis del COVID 19 podría llegar a producir en las operaciones futuras del Obispado de Bilbao. Nuestra opinión no ha sido modificada en relación con esta cuestión.

Adicionalmente, llamamos la atención sobre la Nota 1 de las notas a los estados financieros adjuntos en la que se indica que el Obispado de Bilbao tiene distribuida su actividad en distintas entidades, las cuales cuentan con la debida autonomía económico-administrativa y de gestión. Sin embargo, estas entidades no gozan de personalidad jurídica propia, sino que están amparadas por la personalidad de la Diócesis de Bilbao, aun cuando tienen sus propios Códigos de Identificación Fiscal (CIF) y, en consecuencia, tienen determinada capacidad de realizar operaciones económicas autónomamente. Como consecuencia de la mencionada descentralización operativa, administrativa y de gestión, y de acuerdo con las políticas establec idas en este sentido por parte del Obispado de Bilbao, cada una de estas entidades o centros lleva de forma separada sus propios regist ros contables. Es, por tanto, la agregac ión de los registros contables de todas estas entidades o centros la que conforma los estados financieros del Obispado de Bilbao. Esta circunstancia debe ser considerada en cualquier interpretación o análisis que se realice de los estados financieros adjuntos. Nuestra opinión no ha sido modificada en relación con esta cuestión.

Asimismo, llamamos la atención sobre la Nota 2.a de las notas explicativas a los estados financieros adjuntos en la que se indica que el Obispado de Bilbao no está sujeto a obl igaciones contables normalizadas, no resultando de obligación la formulación de cuentas anuales de acuerdo con un marco de información financiera expresamente establecido . Ante la ausencia de obligación expresa al respecto, el Obispado de Bilbao ha utilizado para la elaboración de los estados financieros adjuntos el marco normativo de información financiera aplicable a las entidades diocesanas de la Iglesia. En este sentido, la 108ª Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE) celebrada del 21 al 25 de noviembre de 2016 aprobó el Plan Contable para Entidades Diocesanas de la I glesia. La Conferencia Episcopal Española, las diócesis, incluida la de Bilbao, parroquias y demás entidades públicas diocesanas, adaptaron su contabilidad, a partir del 1 de enero de 2017, a las normas contenidas en el plan contable de las entidades no lucrativas, con las particularidades que se reseñan el citado Plan Contable para Entidades Diocesanas de la Iglesia aprobado por la Asamblea Plenaria de la CEE. La Diócesis de Bilbao, que hasta el ejercicio 2015 venía aplicando la Adaptación Sector ial del Plan General de Contabilidad a las entidades sin fines lucrativos decidió adoptar dicho Plan Contable para Entidades Diocesanas de la Iglesia en el ejercicio 2016. Nuestra opinión no ha sido modificada en relación con esta cuestión.

Responsabilidad de la Dirección del Obispado en relación con los estados financieros

La Dirección del Obispado es responsable de la preparación de los estados financieros adjuntos de conformidad con el Plan Contable para Entidades Diocesanas de la Iglesia, al ser éste el marco normativo de información financiera aplicable a la Entidad, como entidad diocesana de la Iglesia, que no está sujeta a obligaciones contables normalizadas, ni le resulta de obligación la formulación de cuentas anuales de acuerdo con un marco de información financiera expresamente establecido (véase Nota 2.a de las notas explicativas adjuntas), y del control interno que la Dirección del Obispado considere necesario para permitir la preparación de cuentas libres de incorrección material, debida a fraude o error.

En la preparación de los estados financieros, la Dirección del Obispado es responsable de la valoración de la capacidad de la Entidad de continuar como empresa en funcionamiento, revelando, según corresponda, las cuestiones relacionadas con la empresa en funcionamiento y utilizando el principio contable de empresa en funcionamiento excepto si la Dirección del Obispado tiene intención de liquidar la entidad o de cesar sus operaciones, o bien no exista otra alternativa realista.

Responsabilidades del auditor en relación con la auditoría de los estados financieros

Nuest ros objetivos son obtener una seguridad razonabl e de que los estados financiero s en su conjunto están libres de incorrección material, debida a fraude o error, y emitir un informe de auditoría que contiene nuest ra opinión. Una seguridad razonable es un alto grado de seguridad, pero no garantiza que una auditoría realizada de conformidad con las NIA siempre detecte una incorrección material cuando existe. Las incorrecciones pueden deberse a fraude o error y se consideran materiales si, individualmente o de forma agr egada, puede preverse razonablemente que influyan en las decisiones económicas que los usuarios toman basándose en las cuentas.

Una descripción más detallada de nuestras responsabilidades en relación con la auditoría de los estados financieros, que en ningún caso podrá ser entendida como una auditoría de cuentas realizada de acuerdo con la normativa reguladora de auditoría de cuentas vigente en España, se encuentra en el Anexo I a este informe de auditoría. Esta descripción es parte integrante de nuestro informe de auditoría.

Deloitte, S.L .

Beatriz Galán
22 de julio de 2020